dilluns, 27 de febrer de 2012

BONDAD Y MALDAD


                                                                                                             Bondad

Vaya por delante que no me considero un purista en casi ningún terreno, y menos aún en el de mi propio campo de actuación profesional... Pero hoy les invito a reflexionar conmigo, juntos, incluso revueltos…
¿Me acompañan?
Me voy a referir al niño o niña en la publicidad, pero ¡Ojo! Solo como prescriptor publicitario (Como receptor, ya lo abordaremos en otra ocasión…)
Hay poca regulación aún sobre la utilización y presencia de la infancia en los contenidos publicitarios, y de la misma manera que los reguladores son absolutamente laxos en cuanto a la presencia de niños en productos destinados a ellos, en aquellos en que los tiernos infantes no son ni target objetivo, ni receptores naturales, curiosamente aparecen también como prescriptores habituales, y además de forma masiva.
¿Qué sucede?
Cojamos al azar un producto bien alejado a un menor, el que ustedes prefieran... Un coche por ejemplo, y analicemos 10 cualidades que se esperan de una nueva referencia en el mercado del automóvil:
1.- Que sea seguro, 2.- Que sea atractivo, 3.- Que sea divertido, 4.- Que sea emotivo, 5.- Que sea decente, 6.- Que sea respetuoso, 7.- Que sea ecológico, 8.- Que sea confiable, 9.- Que sea amable a los sentidos, y 10.- Que sea bello
Y sin darnos ni cuenta, háganse la pregunta: ¿Hay en el mundo algo más seguro, atractivo, divertido, emotivo, decente, respetuoso, ecológico, confiable, amable a los sentidos y bello que UN NIÑO?
Las bondades y los atributos cualitativos de cualquier producto que deseemos explotar van a ser coincidentes con los que se atribuyen a un ser puro que aún no ha pasado el duro filtro de la vida... ¡Vaya dilema!
No nos engañemos, hasta un sofisticado y complejo fondo de inversión resulta más fiable y confiable con un angelito bondadoso de enormes ojos azules sonriendo a la pantalla, y ni los marketers, ni mucho menos los publicistas son ajenos a tanto poder...
Los profesionales de la creatividad somos el emisor primero, con nuestra responsabilidad psico-social, pero también con nuestra obligación por alcanzar los objetivos del cliente. Tras el emisor, existe el canal: Cualquier medio de comunicación y/o distribución masiva de información. Y al final del proceso, se encuentran ustedes que deberán decodificar nuestro mensaje de forma consciente o inconsciente y hacer la interpretación que nosotros pretendemos, y que ésta les conduzca en una alfombra mágica de seducción, al punto de venta más cercano.
Muchas veces me ha referido en este espacio a que, en un mercado publicitario cada vez más exigente, ya no concibo una campaña sin objetivos emocionales que hagan reaccionar al consumidor de manera vivencial.
Si este es mi credo, y lo es, el niño es un vehículo infalible. Lo siento. No el único, naturalmente, pero uno extremadamente eficaz, y en todo caso el protagonista del post de la semana.
Y mientras muchos de ustedes criticarán la explotación de esas angelicales presencias en los más diversos soportes publicitarios, sin darse puta cuenta caerán presos a tanta bondad, tanta dulzura y tanto amor, y es que ustedes, los más críticos, son… “pobrecillos” también los más vulnerables.
Espero no me lo tengan en consideración…
Palabra de galeno.

12 comentaris:

  1. Caramba! últimamente nos sumerge en los grises... Es decir ni blanco ni negro. El temita se las trae, pero poderoso caballero es don dinero, verdad?
    Su exposición me parece muy respetuosa como para criticarla, aunque también muy dura...
    Lo dicho: Nadando desorientada en los grises
    Me encanta entrar aquí sea como fuere
    PV

    ResponElimina
    Respostes
    1. Gracias PV!
      En los grises vivimos. Intentemos que sean lo más claro posible!
      Gracias por tu comentario
      Dr. M.

      Elimina
  2. Un comentario a la semana me sabe a poquisimo!!
    Que gusto dan tus planteamientos...
    Los niños? Ahí estan, verdad, si forman parte de la vida, forman parte de la publicidad si se hace con respeto. No hay más
    Anna Cos

    ResponElimina
    Respostes
    1. Hola Anna, Bon dia.
      Estoy un poco en esa postura. está claro.
      Un petó!
      Dr. M.

      Elimina
  3. La utilizacion de niños con fines publicitarios en anuncios que no vcan destinados a ellos, depreciable. No hay más
    Juan Alegret

    ResponElimina
    Respostes
    1. Hola Juan Alegret.
      Supongo que tiene presente la ESPECTACULAR campaña de Cruz Roja PARA RECAUDAR FONDOS en que un bebé ofrece su chupete a un niño llorando en la pantalla (Ha cosechado mil premios).
      Utilización INFANTIL (casi neonatal) con fines publicitarios en estado puro. Despreciable?
      Ah, no! que es con fines benéficos... AHÍ SÍ VALE. mmmmm no se, no sé...
      Gracias por tu comentario.
      Dr. M.

      Elimina
  4. El niño es el escudo y detrás de él toda una serie de personajes para sacarte los ojos dónde la bondad brilla por su ausencia, intentando que no leas la letra pequeña para poder enchufarte algo. É aquí por ejemplo, uno de los problemas de la crisis: ibas al banco ciego de tener, te lo daban todo y tu sin ver.

    Lobos con piel de cordero (aunque el lobo, si te ve, huye !!!)

    Esto es aprovecharse de la innocencia de un niño, como el que lo utiliza para ligar en el parque.

    I si caues en la temptació, sempre sempre s'ha de llegir la lletra petita i deixar-te seduir si pots, perquè sinó, patapam, ja la tens....

    Bona Dr !!!! PD: Ha rebut el meu correu?

    Salutacions,

    Miquel

    ResponElimina
    Respostes
    1. Hola Miquel,

      No el veig tan víctima al nen. És un vehicle idoni per arribar a fites determinades, però tan ell com la seva família (sobretot aquesta) en son ben conscients del pros i contres que suposen castings, proves, filmacions i rodatges.
      Jo mateix he estat actor i pare d'actors publicitaris.
      De tota manera la meva reflexió anava més en sentit moral, no tant particular!
      Gràcies una setmana més.
      Dr. M.

      Elimina
  5. Qué tema más interesante: los niños y la publicidad, aunque después de haber leído los posts no entiendo el porqué de tanto revuelo.

    Parto de la presunción “iuris tantum” es decir la que admite prueba en contra, de que los niños no son en absoluto explotados en el rodaje de ningún anuncio. También supongo que han percibido una cantidad de dinero que administran sus padres de forma honrada y que siguen yendo al colegio a estudiar entre una campaña publicitaria y otra.

    En cuanto al uso de la imagen de los niños en la publicidad siempre que se haga con buen gusto y sea para anunciar un producto legal me parece bien.

    Por qué me va indignar que un niño de ojos azules sirva para proyectar la imagen de una familia feliz que va a comprar una casa, se va a cambiar de coche o que quiere un determinado paquete de galletas o chocolatinas? Acaso no sé que ésta imagen está utilizada con el fin de vender y que es éste el objetivo de la publicidad?

    Si ésta imagen me molestara también debería considerar poco escrupuloso la de una modelo de 17 años para vender cremas con caviar que son muy caras y que por supuesto ella no necesita. O la de una modelo casi anoréxica para la venta de un tratamiento anticelulítico.

    Por qué no se utiliza la imagen de una mujer madura para el anuncio de cremas anti-aging? Claro excepción hecha de las campañas de L’Oreal, o la de Dior en las que han pasado tanto Photoshop a las actrices que ni ellas mismas se reconocen. O por qué no hay rastro de celulitis en las nalgas y piernas de la modelo que siempre lleva bikini blanco y está bronceada por el sol del trópico a principios del mes de Abril?

    La publicidad se hace para vender más productos y preferimos ver unas piernas interminables, definidas y tonificadas aunque sepamos que la crema sólo no es suficiente. El tubo de crema ayuda pero si quieres esas piernas toca además pasar del chocolate y e ir más al gimnasio.

    Con los niños pasa exactamente igual, si son más guapos venden más, pero las galletas siguen siendo las mismas, o no? X.X.X. Meri

    ResponElimina
    Respostes
    1. Hola Meri!!!
      Cierto, cierto, cierto.
      Toda la publi está impreganada de imágenes y situaciones que dibujan la idoneidad y la perfección. Como vender sinó?
      Juas...
      Bacci & Abbracci
      Dr. M.

      Elimina
  6. No tengo un criterio definido al respecto, lo que si encuentro es que hay mucha hipocresía en estos temas tan delicados…vivimos en la zona gris…la factoría Disney es un claro ejemplo:lanzan Hannahs Montanas al estrellato para que terminen (a los 19 añitos) estrelladas…

    Petons
    Pauet

    ResponElimina
    Respostes
    1. Homeeeee, no las lanzan para eso, sino para ganar y mucho comn ellas... Ojo, ellas tampoco se quedan a 2 velas eh??, aunque la vuelta a la realidad deberá ser tratada convenientemente.
      gracias por estar ahí semana tras semana, Pauet!
      Dr. M.

      Elimina