divendres, 31 de gener de 2014

JUSTIN BIEBER, UN AUTÉNTICO ANIMAL

                                                                                                                  Justin Bieber



Me ha dado por rascar un poquito...
Jode, pero este chaval con pinta de pijo macarrilla es un puto genio.
Despierta la devoción cuantitativa, que la cualitativa es tan subjetiva como el propio ser humano, más desenfrenada producida en la música, en los últimos 50 años (Es el cantante más joven en irrumpir como Top One en las listas de ventas de USA, desde Stevie Wonder - les suena? – en 1963) e incluso por causar el desespero envidioso y enfermizo de sus detractores como no se recuerda un caso igual (más de 100.000 firmas piden hoy que sea deportado a Canadá por consumo de marihuana), lo cual enfatiza, más si cabe, su ya legendaria existencia...
El niño es un privilegiado.
Toca a la perfección piano, trompeta, guitarra y batería, y hasta el mismísimo número uno del Rap mundial, Usher, quiso voluntariamente adoctrinarle en el arte del movimiento escénico y la interpretación en video-clips, al verlo, casualmente, cantar en una TV local.
El niño gusta.
Sus videos en You-Tube superan los 7.000 millones de visualizaciones (Lo han leído bien, y no pierdan el tiempo buscando un solista por encima), cuenta con más de 80 millones de seguidores en las redes sociales (Más que Brad Pitt y George Clooney juntitos) y la cifra que ha llegado a generar en ventas de productos asociados a su imagen, no cabe en este post.
El niño encandila.
Hijo de una madre soltera canadiense que empezó a colgar videos de la criatura con doce años, Bieber jamás ha contactado con ningún profesional reclamando ayuda, y aunque en la actualidad cuenta en su equipo con los mejores y más reputados genios de la producción musical, marketing, canto, merchandising, imagen, etc... todos sin excepción han acudido a él y no al revés.
El niño es astuto.
Hace 15 años la relación entre la música y el éxito, pasaba necesariamente por el apadrinamiento de un medio de comunicación referente o un Dj reputado. Nada de eso se da con el chavalín.
Él se ha basado en la red, y jamás ha dejado que nadie gestionara sus perfiles on-line, llegando de forma personal, fresca, directa, creíble y cierta a sus millones de fans (con algunas patinadas ilustres que lo hacen más veraz y auténtico), explicando desde un último fracaso amoroso, a un superado resfriado, en una conexión inexplicable con su público,  y a todas luces: Mágica.
El niño es eterno?
Los supuestamente “gurús” del sector le daban unos pocos meses de vida como un fenómeno efímero, y lleva 4 años destrozando los records más perennes del sector con una voz angelical, simpatía, ternura y miradas vivarachas...
En fín... Todo un ejemplo de buen hacer que aunque a muchos sorprenda, se ha gestado desde la nada y sin artificialidades.
¿A usted no le gusta? Respetable... Pero no vaya a pensar que 200 millones de personas estan equivocadas y usted es el genio que todo lo sabe.
¿Producto de quinceañeras? Seguro! Pero éstas pueden elegir entre miles de referentes, y solo uno se ha convertido en su particular divinidad.
Como pueden imaginar me encantaría poder explicar que todo es un producto del marketing musical, ya que eso elevaría mi profesión a los altares de lo milagroso, pero mal que me pese, he de reconocer que no es así, y si lo es...  Tal vez estemos ante un genio no solo de la musica, si no también del marketing, y ese genio no es otro que él mismo.
Palabra de galeno.

dilluns, 27 de gener de 2014

ESCUPIENDO AL PUEBLO, APUNTANDO AL CIELO





                                                                                              Mariano Rajoy

Sí Mariano. Llueve, y no es agua...
Hasta hace bien poco, los ciudadanos seguían ciegamente las directrices que les marcaban sus políticos electos, como los obedientes feligreses rendían pleitesía al camino celestial que trazaba su representante espiritual.
Todo eso ha cambiado.
En mi pais, por primera desde que tengo uso de razón, los políticos, a veces desorientados y sin saber exactamente que brújula consultar, van a rebufo del sentir popular que exige una consulta en forma de referendo para sopesar y medir en que grado Catalunya quiere optar por un modelo u otro de dependencia, independencia o autogobierno, algo inaudito pero debo reconocer que ilusionante y excitante.
Desde el gobierno central y desde el prohibicionismo más casposo, no solo no se acepta ese sentir y ese derecho a “saber”, si no que últimamente se ha iniciado una campaña feroz de salivazos en contra de todo lo que no sea el unionismo más conservador, en lo que a mi entender es un error al no existir el menor atisbo de marketing político en que ampararse, ya que, de existir, las estrategias empleadas para mantener el statu quo centralista, serían terriblemente más astutas y con toda seguridad más fructíferas.
El último episodio es el acoso y derribo sufrido por los ciudadanos valencianos, a los que en pocas semanas se les ha negado a base de prohibiciones, censuras y sanciones, la posibilidad de informarse a través de un medio público, y en su propia lengua: El catalán (o valenciano, que poco importa como denomines, describas o escribas una lengua que es común).
La más sencilla y fatua revisión de la historia, les enseñaría a esos prohibicionistas, que jamás la persecución a una cultura ha acabado con ella. Bien al contrario, muchos son los que viéndose acosados y perseguidos sacan a relucir la esencia misma de su sentir en defensa de esos valores inmateriales e inmedibles, que al ser compartidos por muchos se convierten en invencibles.
¿Que pretende el gobierno del PP con tal persecución?
¿No se percatan siquiera que a más salivazos al cielo, mayor será el chaparrón sobre sus incrédulas mandíbulas censoras?
¿Tan bajo ha llegado el nivel de nuestros diligentes, que no son capaces de mirar más allá, no llegando a entender que una acción acarrea siempre una reacción?
¿Tan entelados tienen ya sus lentes de sus propios gargajos, que no se percatan que no es el cielo el que està nublado, si no que tal vez sus ojos están ya inhundados de su propia mucosidad salivar?
¡Estoy por coger las maletas, instalarme unos días en Madrid, y ofrecerme de guía incluso para sus caducos postulados!
Y es que la falta del más elemental atisbo de un plan de marketing político, me ofende personalmente, ni que sea por el código y el buenhacer deontológico de mi profesión.
¡Dejen ya de escupir al cielo! Que entre cielo y el pueblo, indefectiblemente, el gargajo siempre topará antes con sus aburridos trajes almidonados y sus ridículos y exagerados nudos de corbata...
Palabra de galeno

dijous, 2 de gener de 2014

UNA OPORTUNIDAD PARA UN PRINGAO





                                                                                                        Gaspar

Lo tiene  jodido el pobre Gaspar...
Necesita urgente una buena campaña de márketing ya que, aunque nos llenamos la boca con conceptos como el equilibrio y la centralidad, lo cierto es que el ser humano por definición siente atracción por los extremos y le gusta elegir blanco o negro.
Ejemplos hay para todos los gustos...
En Catalunya, pais donde vivo, estamos inmersos en el apasionante debate de decidir o no nuestro futuro de manera colectiva y las posturas son muy claras: O nos tiramos de cabeza al SÍ absoluto (sí + sí) o, los contrarios a ese postulado, no quieren ni aceptar que se pregunte democráticamente y se aferran al NO absoluto.
El Sí pero NO, apenas despierta interés...
Futbolisticamente hablando, la gente es del Barça y los valores de pais que representa ante la falta de selección nacional, o por el contrario es del muy imperial, real e ibérico Madrid.
El puerto intermedio de un “RCD. Español de Barcelona” seduce a bien pocos...
La gente es de mar, y defiende a capa y espada su ocio cerca del tranquilo e inmenso azul en invierno y su paranoia estival, o es de montaña y gusta de sus insoportables bichitos en verano y su gélido clima en invierno.
El campo y los valles del interior, como que no...
Nos peleamos en defender a Papá Noel con el absurdo argumento de que los niños tendrán la vacaciones para disfrutar de sus juguetes (se autodestruyen a partir del día 7 de enero?) o idolatramos a los 3 barbudos venidos de exóticos lares a adorar al niño Dios...
Elegir, siempre elegir...
Y si es entre dos resultará fácil, pero si se hay término medio, éste tiene las de pringar.
Y volvemos a Gaspar...
Qué hacemos con el pobre morenito, pero no tanto?
Si por lo menos hubiese acertado con el regalo al noble infante, y hubiese sido él y no Balthazar el que hubiese pensado en el “oro” como presente, pues mira... Igual lo dignificábamos un poco más, pero el muy torpe eligió el incenso, que ni aroma dejaba en un establo abierto a los 4 vientos y donde el hedor a mula y a buey primaban sobre sus esencias!
No es de inmaculadas y blancas barbas, ni de exóticas etnias africanas con ojos rutilantes de azabache.
Su corona, ni es de majestuosa orfebrería y piedras preciosas como la de Melcior, ni un sorprendente, elegante y colorido turbante, quedándose en “ni chicha, ni limoná”.
Qué hacemos con él?
Para ser elegido como favorito (oportuna expresión de éxito en el mundo de las redes) debería ser alternativa a otra sola opción y es obvio que lo tiene mal contra el blanco y el negro...
A conflictos complejos, soluciones drásticas!
Si aceptamos que no es bueno que el bonachón de Santa Claus, no tenga competencia ni ayuda en el reparto, y que Melcior y Balthazar ya van sobraos de seguidores, instalemos cómodamente a Gaspar en el carruaje de los renos voladores.
Equilibramos equipos y ganamos en competitividad.
Feliz año!
Palabra de galeno