dimecres, 21 de desembre de 2011

LA ESTRELLA DE NAVIDAD ERA UNA LÁGRIMA


Es histriónico. Usted sabe quienes son pero no los reconocería en la cola del supermercado.
Y ellos tienen Masters en Oxford, y mientras usted teclea con sus dedos la calculadora para saber si llega o no llega a fin de mes, o se pelea con un proveedor intentando maximizar un margen, ellos campan a sus anchas tecleando con un solo dedo un iphone conectado al mundo controlando su presente, sus aspiraciones y sus miserias, jugando con primas de riesgo y apostando la deuda pública de su país.
Y su juego es perverso: Siempre ganan si se gana, mientras siempre perderá usted si ellos pierden.
Y mientras usted expone intentando crear riqueza día a día, cada día... con su labor, su esfuerzo y su albur personal, ellos utilizan todo su trabajo para especular en complejas operaciones financieras internacionales, que nada tienen que ver con la productividad de su mercado de bienes y servicios.
Como han llegado?
Surgieron de su propio humo atesorando galardones, premios y distinciones. Han sido reconocidos por el poder en sus más variadas versiones que les rinde pleitesía y ciega entrega, y se alzan como gigantescos castillos de naipes al capricho del aire de su propia venia de prescripción.
Dantesco.
Y comenzaron con la primera, y con sus ganancias fueron a por la segunda y así sucesivamente embaucando gobiernos y entidades embelesadas por tanta aquiescencia y opulencia hasta la hostia final.
Y el riesgo resultó ser suicidio y las desaceleraciones resultaron ser arritmias mundiales que paraban el latir de las naciones.
Y miramos atrás.
Y descubrimos que el beneficio era privado y personalizado, mientras que las pérdidas eran colectivas y ahora deben repartirse!
Y con este panorama, en que un servidor se siente afortunado de seguir produciendo aún perdiendo un 16% de su poder adquisitivo, llega la Navidad...
Y en nuestra maltrecha realidad, en juguetes y en solo tres años, los que aún podamos, cuentan los estudiosos del mercado que pasaremos de gastar de 227 a 185 euros. En comidas y celebraciones, de 245 a 187 euros. En ocio, de 209 a 88 euros!
Y los marketers nos esforzaremos para que usted, con cara de bobo y bolsillo de truhán, descubra que la estrella de belén, sangrando, aún ilumina los corazones. Bregaremos para que perciba que aún vale la pena amar y regalar. Querer y compartir. Reír, besar y acariciar...
Feliz navidad, amigos.
Palabra de galeno

dimarts, 13 de desembre de 2011

POST ESPECIAL MADRID-BARÇA (Disculpin les molèsties)

Tot just arribo del Santiago Bernabéu i no acabo de reaccionar davant la experiència viscuda. Per primer cop he percebut un terreny proper i quotidià, on el màrqueting i les tècniques de seducció ben poca cosa poden aconseguir. L'Àlex Marquina em demana un post explicatiu. Va per a tu! (i per a tots vostès)
Esquizofrènia
Al llarg de la meva vida culé, he viscut molts Barça-Madrid o Madrid-Barça, però era la primera vegada que no ho feia en el Nou Camp o en un terreny neutral de final de copa de rei, sinó que ho feia life, des del santuari blanc, aixuplugat a pit descobert entre els seus seguidors i en un partit de lliga.
Per què entenguin l’experiència en tota la seva dimensió, la meva localitat no era en un fons radical de l’estadi amb entrades baratetes i on esperes trobar persones d’un nivell social i cultural no massa cultivat i amb reduïdes possibilitats de formació a la seva vida, ben al contrari, parlem d’entrades a 275€ cadascuna, i en una zona del camp, la Tribuna, on es pot buscar i trobar el “Who’s who” de la “Villa y corte”.
Agressivitat.
Jo, que sóc més xulo que el 8 que llueix l’Iniesta a la samarreta, no vaig voler, per principis i per certa irresponsabilitat que sempre m’ha perseguit, amagar el meu barcelonisme lluïnt una bufanda blaugrana. El resultat de la meva gosadia va provocar que encletxinats i engominats cavallers, de llustrades sabates i impecables vestits, m’increpessin constantment i sempre sota un mateix argument: Que alló era camp sagrat, i donant per suposat que jo era català em convidaven a treure’m el tros de llana que m’escalfava la gola sota l’amenaça de ferma-la tragar al crit de “Catalán de mierda” .
Intransigència.
A diferència dels catalans, que acceptem (vés quin remei...) que cadascú se senti com li doni la “realíssima” gana (mai millor dit, oi?) ja sigui espanyol, finés, portuguès o macedoni, els elegants seguidors de la tribuna madridista, no accepten que puguis ser diferent o no sentir-te com ells. No toleren que et defineixis com a català i els ofèn el sòl fet de que ho defensis educadament. “Aunque te joda, eres español y lo seguirás siendo” solia ser la conclusió dels seus intransigents cervells.
Frustració.
Ja se sap que parlem d’un joc o uns guanyen i els altres perden, i darrerament (ben és cert) sempre guanyen els mateixos o el que és el mateix: Sempre perden ells.
Si els analitzes en el seu hàbitat, te n’adones que curiosament no son els Abidal i els Messi els que que els pertorben. La esquizofrènia i la més malaltissa hipocresia arriba al seu estat més àlgid quan s’acosta a la banda qualsevol dels jugadors que ells mateixos tracten de ídols i herois espanyols si vesteixen la “zamarra nacional”, però son tractats de traïdors, gossos o escòria, si la samarreta vermella va combinada amb franges blaves i el sagrat escut del Barça.
Sobre la gespa, Valdés, Busquets, Xavi, Piqué , Puyol, Cesc, etc... van acaparar tots i cadascun dels insults que puguin vostès imaginar, i el preferit era cridar-los com per ofendre’ls: “Español, que eres español !!!”
Quin paper pot jugar aquí i en aquest terreny el màrqueting? Mal que em pesi cap. Les ments tancades no senten, les orelles closes no escolten, els cors malalts no bateguen.
Paraula de galè


dilluns, 5 de desembre de 2011

INDICADORES DE COLORES

Un seguidor, crack y amigo, Eusebi Carasusan, me propone hablar de los indicadores que facilitan saber si hemos alcanzado nuestros objetivos en una campaña de marketing.
Allá vamos, pero no podemos abordar el tema sin hablar antes de la confección del Plan de Mkt (PdM).
Es fácil leer que el PdM supone la Biblia de la empresa a la hora de fijar los variados objetivos a alcanzar y, como no podía ser de otra manera, disiento absolutamente.
Primero porque el PdM, más que la Biblia (que nos propone un solo camino de luz) yo diría que es el Kama-Sutra (que nos brinda muchas posibilidades posturales con un objetivo común: El éxtasis). Segundo porque elaborar Planes de Marketing de objetivos multidirteccionales, es el primer paso para no alcanzar ninguno.
Un PdM debe contemplar un solo objetivo diáfano, y si a partir del objetivo troncal satisfacemos sub-objetivos paralelos, genial.
Si realmente lo que planteamos son objetivos diferentes y de diferentes ámbitos a las acciones de un ejercicio, lo que debemos hacer es un plan de mkt para cada uno de ellos. Sencillo y meridiano.
Los indicadores serán mucho más transparentes en el ámbito on-line donde todo es más fácilmente medible a partir de los KPIs (Key Performance Indicators).
Si como es previsible todo se enfoca mirando a “Ventas”, la tarea será averiguar que parte corresponde a la campaña y que parte no, para lo que la segmentación primera a realizar será averiguar que transacciones tienen su origen en nuevos clientes y cuales corresponden a repeticiones, y al final estudiar cual es el “Coste por Conversión” (coste por acción obtenida) en sus diferentes ámbitos de medición. No es sencillo, lo sé...
Después de complejos cruces entre todos los Dept. implicados, podemos llegar a dar con el STROI (Short Term Return On Investment), algo así como el número de ventas provocadas por un PdM determinado y su rentabilidad!
Fuera del ámbito numérico, existe el relacional, y ahí la red en sentido general y las redes sociales, en sentido concreto, juegan hoy el papel fundamental de información y comunicación.
El “Quid de la cuestión” para una marca de pleno S XXI, no es si su consumidor utiliza el Social Media, ya que debe ser la propia marca la que fomente, promocione y derive su actividad hacia éstas, y es ahí donde se cuece ahora no sólo la zanahoria del prestigio, si no el resto de frutas y hortalizas que confeccionan el caldo del éxito.
Otros parámetros? (Eusebio, que kbrón eres) TODOS!
Se puede desvincular, las mediciones de: Fidelización, Segmentación, Posicionamiento, New Business, Logística, Control, New Products, etc... Con el objetivo final de la venta? Obviamente, No.
Índicadores? Como los colores. Muchos y variados... pero utilízalos!
Palabra de galeno.