divendres, 9 de maig de 2014

QUÉ FÀCIL DECIR TE QUIERO, QUÉ DIFÍCIL TRANSMITIRLO

                                                      Amor en estado puro

Este documento me ha transportado a ti.
A ese camino, a esa playa, a esas miradas, a esa emoción ansiada, a ese caminar interrumpido por los besos…
Este documento me transporta a la más pura y sentida entrega.
Descubrirlo no ha hecho más que aumentar mis ganas de revivir ese instante y de recordarme que todas las penurias de mi profesión valen la pena viendo el resultado del talento que aún existe...
Si me dijeran de describir las palabras: Amor, proyecto, entrega, complicidad, amistad, confianza y generosidad en estado puro, ahí tienen mi propuesta.
Es facilón? No amigos, no... Es complejísimo.
Ya saben que con mucha diferencia lo más simple de decir es siempre lo más difícil de transmitir para llegar a captar las emociones adecuadas en el receptor de un mensaje.
No falta nada, señores. No sobra nada, señoras.
Cada secuencia es una caricia, cada frame un beso...
Es sencillamente una delicia que me ha empañado unos ojos muy acostumbrados últimamente a la humedad. Unos ojos que sucumben con estrepitosa debilidad tanto ante la luz como ante la oscuridad.
Tal vez vean ustedes este spot en el Iphone o con suerte en un Ipad, pero si disponen de unos minutos, no lo miren por esos medios.
Vayan al ordenador, conéctenlo con un equipo Hi-Fi si disponen de él, apaguen ustedes la luz y abran bien los ojos, y notarán como muy despacio se irá velando su vista bajo unos acordes sublimes.
Es amor en estado puro y nada invita al sexo.
Es amor total y todo el mundo va vestido.
Todos, menos tu, mi bella protagonista de trote majestuoso.
Gracias Budweiser, les aseguro que hoy me detendré en el supermercado a comprar un pack de sus cervezas.
No premiar este regalo a los sentidos con una compra sería casi como faltar a mi código deontológico.
Y lo vuelvo a mirar...
Y analizándolo pienso que la vida tiene ese punto de ironía y de tiranía en que...
Se necesita tristeza para apreciar la felicidad, ruido para conocer el silencio y ausencia para valorar, y mucho, lo que puede significar la presencia.
Disfruten ustedes.
Y es que como este spot, el amor es tan simple que hay que ser genial para expresarlo, demostrarlo y defenderlo en su justa dimesión, que siempre debe ser immensa: Hablamos de amor, y yo, pobre de mi, me siento y mucho ese humilde criador.
Y tal vez me llegue también ese momento de girar la vista y que se me dispare el corazón.
Palabra de galeno