dilluns, 4 de juny de 2012

FELICES Y EN PELOTAS


                                   Vestirlo o desvestirlo?

Viajaba el Director General de una prestigiosa multinacional dedicada al mundo de la confección y comercialización de moda Low-Cost por un paradisíaco archipiélago en el Índico...
Todo resultaba realmente ideal, pero quedó estupefacto al ver que las gentes del lugar, apolíneas y de perfecta morfología, resultaban harapientas, vivían en la desnudez y las posibilidades de adquirir ropajes allí eran prácticamente nulas.
Estupefacto llamó de inmediato a sus dos principales proveedores de consultoría especializada y estudios de mercado, para indagar las oportunidades de negocio en el lugar.
De inmediato ambas respondieron:
La primera escuetamente: El mercado ha sido ya evaluado. Las gentes de allí no usan prácticamente ropa, por lo que no existe mercado ninguno para la implantación de su firma.
La segunda más airosa: Hace tiempo que tenemos detectado un evidente nicho empresarial en la zona descrita. Existe un evidente mercado potencial, no satisfecho en este campo al no disponer de oferta ninguna. Las posibilidades de expansión son enormes y además la competencia es aún inexistente por lo que podría plantearse una rápida implantación. Analizada la renta per cápita del país, muy desigual entre capas sociales, invita a instalarse como punto de venta para clases solventes autóctonas y turistas. También sería planteable la deslocalización de sus factorías en la India, instalándose en el archipiélago, con mejores conexiones marítimas de distribución, con lo que el negocio sería tanto como productor como proveedor.
El mismo mercado, el mismo planteamiento, los mismos datos... Y al final, dos análisis absoluta y diametralmente opuestos.
¿Quién acierta, se preguntarán? Faltan datos, pero, obviamente, uno de los dos la está cagando.
O está a punto de darse contra una pared por no haber visto una oportunidad de las que hoy en día ya no se encuentran, o por el contrario, está a punto de pegarse una galleta mayúscula de las que luego se debatirán y comentarán en escuelas de negocios occidentales...
Los mercados están ahí, y son para todo y para todos, pero resulta fundamental saberlos leer, dedicarles tiempo y talento, comprenderlos desde su propia realidad (no la nuestra) y adaptarnos a esa realidad en el sentido más y más amplio.
¿Y aquí, y ahora... qué? Pues lo mismo. No lo duden.
El mercado sigue ahí, e incluso sumido en la más sanguinaria de las crisis, con oportunidades si lo sabemos entender, leer y nos sabemos, metamórficamente, adaptar.
¿La clave? ¡Mirar cada día con ojos nuevos. Ser respetuosos y parapetarnos en la experiencia (que no, en el pasado), y confiando en la juventud y su nueva forma de mirar, entender y analizar el mundo que nos rodea, esforzándonos y trabajando más y mejor que nuestro vecino.
No hay más.
Palabra de galeno.

8 comentaris:

  1. Marchando una de esperanza, dos de ilusión, y media ración de pelotas (valga la redundancia)
    Como me gustan los lunes, por tu simple publicación semanal!
    Bravo, tío. Bravo!
    Cadáver post Primavera Sound.

    ResponElimina
    Respostes
    1. Muy duro el PS? El de este año no me ha parecido especialmente brillante entre viejas glorias y novedades tan novedades que ni tenia referencia.
      Te agradezco el coment, y celebro que te haya gustado
      Un abrazo

      Dr. M.

      Elimina
  2. Una joven de las que miran y te miran como describes, hoy te dice: #oletu

    ResponElimina
    Respostes
    1. Un joven que no puede verte te dice: #ole,tuoletu

      Dr. M.

      Elimina
  3. Un texto como éste, lleno de optimismo y esperanza, en los tiempos que corren debería leerse en los telediarios y circular por las redes sociales para compensar el miedo en vena que intenta inyectarnos por doquier.
    No te imaginas el bien que me ha hecho leer ésto. ¡Que alivio, por Diós!

    ResponElimina
    Respostes
    1. Caramba anónim@!!! Me alegra servir ni que sea para dar un empujón entre tanto inmovilismo y tanto miedo.
      Gracias de verdad!

      Dr. M.

      Elimina
  4. hola Doctor,
    ¿qué me pasa? ¿qué es lunes? leo y releo tus posts y me encanta la energía y la contundencia con la que están escritos; pero hoy, no sé si por el constipado que llevo encima desde hace una semana, porque es lunes, o por las dos cosas, al acabar de leer sólo se me ocurre preguntar: Doc ¿cuál es la solución? La clave la tengo clara: hace sólo medio año yo era ejecutiva en una empresa de gran consumo y me ganaba bien la vida, me encontré en la calle, y allí encontré un local, y en él he montado un negocio. yo soy de esas que se levantan cada día con "ojos nuevos" porque si miro lo que hay atrás... pero el mercado es confuso y tal como cuenta el anónimo de las 13:48, lo que llevan las rrss, los medios de comunicación, los que se toman el café cada mañana en el bar de enfrente de mi tienda... hay tanto miedo, que da miedo no saber leer, ni interpretar, y sobretodo cagarla en el intento!!! pero aúpa, que hoy el día no ha sido tan malo después de todo.
    saludos y muy buenas noches

    ResponElimina
    Respostes
    1. Hola Verdemandarina
      Viendo tu nuevo comercio (St. Cristòfol 11 - Barri de Gràcia) no me preocuparia en exceso...
      Un detail bien planteado en forma y fondo
      Especializada en el buen gusto
      Esforzada en el buen trato
      Ilusionada en nuevas ofertas
      Innovadora en paralelos de negocio
      Etc...
      Señores/as, acérquense a la tienda de Barbara, y comprueben que sus supuestas dudas no lo son tanto.
      Hasta organiza clases magistrales de Com 2.0 en un comercio de decoración con charme y glamour!!

      Dr. M.

      Elimina