dimecres, 25 de maig de 2011

UTOPÍA Y LIDERAZGO

Aún teniendo mi corazón dividido, digo: Quien ponga en duda el éxito de las concentraciones urbanas de estos días, directamente, se engaña a sí mismo.
Los indignados asistentes se precian de un lado de la reacción masiva y espontánea ante el movimiento creado por la red, y de otro, aceptan que se encuentran frente a unos objetivos plagados de utopía hoy... quién sabe mañana.

Adaptando diferentes definiciones y acepciones...
¿Cómo alcanzar la utopía si, por definición, ésta es una meta irrealizable?
No se alcanzará. La tenemos ahí delante, a 10 pasos. Si adelanto esos 10 pasos que faltan, ella se aleja 10 pasos más, y así de forma indefinida.
¿Para qué sirven entonces las proclamas utópicas?
Para caminar.
Y mientras se camina coralmente, se avanza globalmente.
Bonito, sí, pero inmediatamente después se me ocurre que alguien deberá detenerse en ese camino indefinido, y trabajar productivamente en el presente. De un modo u otro, unos y otros se necesitan, y son unos y otros los que forjan la evolución, la mejora y la excelencia de nuestra sociedad.
Se equivocan los que desde las plazas, demonizan a los que no se han sentido seducidos o atraídos hacia ellas, como se equivocan, y mucho más probablemente, los que desde sus cómodos sillones creen que porque ellos producen día a día, cada día, los primeros pierden el tiempo.
¿Quién lidera ese movimiento? Nadie, y esa es su grandeza. El líder, lo hemos idealizado particularmente según nuestra realidad, y al no existir una imagen visible del fenómeno, un referente determinado, todos nos hemos sentido atraídos. Es fácil encontrar bajo el sol, pensionistas, estudiantes, parados, asalariados, ejecutivos, amas de casa, empresarios con sensibilidad social y emigrantes dispuestos a ganarse con esfuerzo, un lugar digno en nuestro entorno. Todos tienen motivos para gritar y para soñar. Y cada uno los suyos. Quién no se sienta indignado por nada, descanse en paz, ya que vivo o muerto es un ser inerte.
Un líder determinado, con una imagen, una edad, un sexo, una cultura, una posición social... hubiese hecho huir a todos, menos a su “target group”, y ahí radica el éxito de cuanto estamos viviendo.
Todo muy lindo, pero lamentablemente ha llegado el momento de que alguien coja un timón. La nave es ya enorme y alguien debe organizarla, de no ser así, empezará a resquebrajarse y empezarán a faltar víveres con los que alimentar tanta ilusión.
Que cosas...
Sin personas referentes no iremos a ningún lado.
Con personas referentes, tampoco.
Una cosa es segura, habremos caminado, y socialmente habremos caminado más de lo que somos conscientes.
Palabra de galeno. Un galeno que no ha acampado por convicción... pero está agradecido con los que sí lo han hecho por emoción.

10 comentaris:

  1. Ya sabes que discrepo. No niego la razón para el descontento, tampoco niego la dificultad de asumir que no hay salidas fáciles de la situación en la que nos encontramos, pero si niego que las soluciones sean distintas a cualquier cosa que no pase por que la sociedad asuma sus responsabilidades y madure de una vez. Todo lo que ha salido de esas concentraciones es una lista de quejas, una falta absoluta de autocrítica, una búsqueda obsesiva de un "demonio" para evitar tener que asumirla y unos cuantos brindis al sol. Sigo pensando que la auténtica revolución empezara el día que dejemos de buscar culpables fuera y asumamos que debemos ser dueños de nuestro destino y dejar de ir detrás de supuestos líderes que después no son más que charlatanes de baja estofa... Confieso que no creo que lo vea nunca...

    ResponElimina
  2. Amb el teu permís, ho copio!
    És ímpossible descriure la movilització amb més equilibri, i voldria llegir-ho aquest vespre a la plaça Santa Anna de Mataró.
    (No cal dir que soc un dels que camina i camina, segons el teu post.)

    ResponElimina
  3. Sr. Luis (comentarista)

    La humanidad ha avanzado enormemente gracias al inconformismo de muchos quejosos, como usted los califica. Dificultades a lo largo de la historia? Muchas! Y sabe de quien? de personajes como usted que han creído con soberbia saberlo todo, condenando aquellos que no sabiendo nada, sabían que con su tesón, harían caminar el planeta, parafraseando al doctor marketing.
    Personas como usted nos motivan a seguir la lucha.
    Con todo mi respeto.

    Fernando de Quesada

    ResponElimina
  4. Gracias Luis, Fernando y anónimo por estar ahí.
    No debe ser simplemente una concentración de quejas cuanto está pasando si el propio E.Punset, que no es sospechoso de ser un iletrado, se ha convertido en un admirador y "animador" a no desfallecer en la denuncia colectiva. Y yo, sigo con mi ambivalencia mental (o equilibri... com ho qualifica l'amic de Mataró, he he)

    ResponElimina
  5. Pués a mi, como adulto "co-responsable de todo esto", me han sacado los colores ........ y quizás, sólo quizás, pueda ser el principio de ............

    Con todo mi respeto y admiración.

    ResponElimina
  6. "Lo peor es que ultimamente este movimiento ha sufrido de alguna forma la vampirizacion por parte de algunos, que amparándose en la grandeza de los inicios de las mobilizaciones, y llenandose la boca de palabras como" libertad de expresión"," nadie me representa" se dedican a atacar a quien no comparte la mayoria de sus pronunciamientos. Un poco de coherencia, por favor.."

    Cristina Durán

    ResponElimina
  7. El sistema capitalista no matarà mai la gallina dels ous d'or. Incorporarà reivindicacions socials, nous valors; satisfarà demandes a fi de què tot segueixi igual ("Se vogliamo che tutto rimanga come è, bisogna che tutto cambi") Vells models deixen pas a noves relacions; s'avança, a poc a poc, sí, però s'avança. El maig del 68, per a molts, va ser un fracàs, per a molts altres va significar una entrada d'aire fresc en una societat que feia pudor a ranci. Què passarà amb la "revolta" dels indignats? Chi lo sa. Però, al menys, alguna cosa es mou.

    ResponElimina
  8. Sense haver-ho viscut, les revoltes del 68 marquen un abans i un després... Crec que aquestes van començar amb un il.lusionant i magnífic esprit i suport popular, però, si avui passejes per la plaça... El que resta és inqualificable! Llàstima.

    ResponElimina
  9. El maig del 68 no va tenir un suport popular, com tu dius; va ser una revolta d'estudiants universitaris d'esquerres a la que s'hi van voler afegir els sindicats obrers. El 68 va ser una agitació cultural que va voler trencar amb uns models autoritaris i caducs. Els protagonistes de la "revolta" dels indignats són ciutadans cabrejats fonamentalment per la situació econòmica, cabrejats amb el paper que juguen els polítics, còmplices dels responsables de la desfeta. També es diferencia del maig del 68 en què, fins ara, i tret de la violència unilateral amb la "neteja" feta amb productes de la marca PUIG, no hi ha hagut enfrontaments violents.
    Jo no menysprearia el què està passant només pel fet de què encara no s'han fet gaires pronunciaments polítics prou sòlids i perquè no s'han repartit hòsties a mansalva com va passar al 68. Hi ha massa gent farta, sense feina, que se sent enganyada i no representada pels polítics de sempre, sense cap perspectiva de canvi, i això és explosiu. Crec que encara han de passar moltes coses.

    ResponElimina
  10. Tan de bo tinguis raó. Hem arribat a un punt, on tot s'hi val!
    Gràcies, Einest!

    ResponElimina