dimarts, 3 de maig de 2011

EL MARKETING DEL MIEDO


Bestial…Contra lo que se pueda pensar, el principal motor de nuestras vidas no es alcanzar la felicidad, el bienestar, la salud o el amor, sinó algo que engloba desde la perspectiva negativa todo eso: EL MIEDO


Bajo esta reflexión (cierta para mi), el márketing busca seducir, y ante la dificultad y la saturación, muchos profesionales dejan a un lado el mkt transaccional para centrarse más en el mkt relacional, donde muchos estrategas acuden a algo perverso y que debería estar penado y no lo está: infundir desasosiego y temor.
No perder lo que hemos conseguido nos preocupa más que alcanzar lo que no tenemos, la preservación por delante del logro, y a eso yo le llamo: Miedo.
Han ejercido márketing del miedo, y aún ejercen: Reyes, dictadores, papas, líderes sociales y partidos políticos con poco programa y menos escrúpulos, y veo a mi alrededor que el fenómeno está consiguiendo calado en diversos mercados con impunidad absoluta como empresas farmacéuticas o medios de comunicación.
Si hablas con gentes del sector, te negarán la mayor, minimizarán tus inquietudes y no querrán ver lo que en realidad ya campa líbremente ante sus ojos, de hecho no existe definición alguna en los grandes manuales y simplemente ocupa un lugar cada vez más extenso en los blogs personales de algunos profesionales especialmente transgresores o inquietos.
Puede que alguien se pregunte: ¿Cómo definir ese “márqueting del miedo”? Y mi definición sería:
Estrategias perversas con el fin de inculcar temor a un público pre-definido, para conseguir una postura o acción concreta, o el deseo cuando no necesidad, de adquisición de un producto determinado.
Una cosa tengan bien clara: Nada, y digo bien: NADA, vende más que el miedo, y cada día más…se intenta nuestra obediencia y consumo a partir del dominio de nuestra inquietud y temor.
Palabra de galeno.

7 comentaris:

  1. ¡Aaaaaah! No se imagina, doctor, lo que me llega a gustar su entrada de hoy. Absolutamente anarcoide. Y no digamos de la imagen de El Roto, ese, el mismo con el que usted presume diciendo que no entiende, para desmarcarse de la pijoprogresía. ¡Qué claridad de confusión! ;)

    ResponElimina
  2. He de reconocer que tiene mucha culpa de mi gusto por "El roto"...
    Cuando buscaba en Google una imagen de él para decorar este post, he encontrado no menos de 10 que venían que "ni anillo al dedo"...
    Gracias Dr. Einest!

    ResponElimina
  3. Hola, estoy de acuerdo contiego en que bo perder lo que hemos conseguido nos preocupa más que alcanzar lo que no tenemos. A eso lo podemos llamar miedo o sensatez ¿no? Dado los tiempos que estamos viviendo mantener lo que tenemos es lo principal para muchas persona.
    Lo que no acabo de entender es ¿cómo puede vender el miedo?

    ResponElimina
  4. Hola sonia!
    Te pondré un ejemplo material para que entiendas el poder del miedo (ejemplos políticos o sociales colapsarían tu ordenador): Con la declaración alarmista de "Pandemia" de la famosa Gripe A del 2009, que resultó ser mucho menos dañina que cualquier gripe estacional, los laboratorios de Glaxo y de Novartis recibieron el encargo de producir unos 170 millones de vacunas cada una y obtuvieron unos ingresos aproximados de 800 millones de euros... No sigo para no abrumar!

    ResponElimina
  5. Joder!!!

    Gracias por darme un ejemplo tan claro y con tantos beneficios para los laboratorios!!

    ResponElimina
  6. BUENISIMO POST. SI SEÑOR.
    No sea holgazán, Dr, que hacía dias que se le esperaba!!!

    ResponElimina
  7. Obligaciones variadas me han impedido el tiempo que usted merece (usted y todos...)
    Intentaré no demorarme tanto entre uno y otro. Un saludo, anónimo y gracias!

    ResponElimina