dijous, 12 de gener de 2012

REDES SOCIALES BAJO EL EMBRUJO DEL OJO DEL GRAN HERMANO

La percepción general respecto a las redes sociales ha mutado absolutamente en unos pocos meses. Adentrarse en una de estas comunidades ha pasado de ser una posibilidad prescindible de interrelación en el tiempo de ocio, a una parte casi inalienable de nuestra propia realidad intemporal y social. Debemos ir acostumbrándonos a que atender el smartphone estando con otras personas, ya no significa ni puede significar una falta de respeto o cortesía, y que la portabilidad forma parte de un “todo” que es ni más ni menos que nuestra propia vida existencial y global.
Como ya les he comentado en otras ocasiones, las relaciones digitales tienen lenguajes particulares y bien diferenciados del lenguaje life al no existir multitud de componentes no verbales, pero son igualmente ricos, y por experiencia, enriquecedoramente intensos.
La responsabilidad y la prudencia deberían ser sus ejes principales y es curioso percibir como moldeamos esa responsabilidad y esa prudencia en función del ámbito digital en que nos movemos.
En Linkedin, la red del networking por excelencia, solemos utilizar el lenguaje más formal y equilibrado.
En Twitter, la red del conocimiento y el intercambio de experiencias e información, un tono más críptico y directo (los 140 caracteres juegan ahí un papel apasionante)
En Facebook, la red del cotilleo y marujeo, una comunicación más transgresora, libre y fresca
Y finalmente en Instagram, la red de la creatividad y el lisonjeo, la combinación entre imagen y adulación persuasiva estudiadamente medida.
Y todo ello en que contexto? La casi absoluta transparencia.
Nos estamos relacionando en la red, no en un dormitorio insonorizado, poco iluminado y de privacidad absoluta.
Estamos sometidos al más gigantesco ojo jamás concebido de un Gran Hermano llamado Internet, y eso tiene espectaculares ventajas, pero no olvidemos nunca, y reitero lo de nunca, que cuanto escribimos, pensamos o compartimos, lo hacemos en sentido universal.
A nadie se le debería ya escapar, que este rastro imborrable que vamos dejando a cada aliento de nuestra existencia, está siendo recogido y almacenado (y a veces auditado y analizado) formando una nueva y particularísima realidad incuestionable: Nuestra identidad y prestigio digital.
Hoy más que nunca, no dejes tus intimidades volar desbocadas.
El convivir en la red es hermoso, cierto, pero no lo olviden... El ojo del Gran Hermano es poderoso.
Palabra de galeno



Nota: Y en esta rica vorágine digital, conviene recordar que  sonreirnos o mirarnos a los ojos ante una copa de vino no puede ser substituido por un emoticono,  y que sentir una inexplicable atracción no se plasma con el envío de un corazón de colorines...

18 comentaris:

  1. Conviene recordar el control del metafórico ojo que todo lo ve... Algunos operan en las redes como si estuviesen en su salón y no es así.
    La nota final no puede ser más acertada, pero no nos engañemos, la red ofrece posibilidades que no son plateables ni posibles en vivo, además, las personas irresistibles en la vida real, suelen serlo en la red, en su despacho, y en su casa.
    Me ha gustado su post, doctor!

    Lucy Bombón

    ResponElimina
  2. Lucy Bonbon, como el propio doctor?
    Jajaja

    Carquinyòlia

    ResponElimina
  3. Ho descrius a la perfecció, doctor llum. estic cansada de ser mirada com una pocavergonya quan reviso el meu multifuncional telèfon... Estem ja en plè segle 21, caram!!!!
    Què hi ha de dolent en un sopar amb 8 persones, que una s'absenti uns minuts per revisar la seva vida digital? No surten algunes amigues a fumar? M'he de llevar de la cadira per mirar el mbl?
    El meu prestigi digital? Uf, doncs ni ho havia pensat. hauré de treballar dur, no per netejar un, si no dos identitats!
    Em fascina com escrius, Lluis. Felicitats pel teu aniversari i records als seu equip de malifetes tvtresques...

    M.

    ResponElimina
  4. Mi querido doctor. Tu no revisas tu tlf unos minutos como dice M en las cenas, tu te ausentas mentalmente toda la cena! Si eso ha de funcionar así, no me gusta el presente.

    ResponElimina
  5. Siempre he pensado que la gente actúa en las redes sociales como es en la vida real. El que es un pesado en la red es seguramente intenso y molesto cuando te lo encuentras en el ascensor , el que va de marisabidillo en FACEBOOK también suele “dictar sentencia” cuando se sienta a tu lado en una cena y el que tiene muchos amigos que se le asoman cuando enciende el PC es posible que también sea muy sociable en persona.

    Hemos de tener en cuenta que nosotros no siempre actuamos igual. Nuestra actitud no es la misma cuando estamos en una reunión formal de negocios con el CEO de una multinacional o cuando bebemos un gin tonic con los amigos, por lo tanto es lógico que también nuestro perfil pueda variar en la red.

    Las redes sociales nos permiten abrirnos al mundo, pero deberían tener sus límites en la educación y en el respeto tanto a las personas como a la pluralidad de ideas. Nadie está obligado a tener un perfil ni en FACEBOOK, ni en LINKEDIN, ni en TWITTER pero todos deberíamos ejercer éste derecho con gentileza y cortesía.

    PS: Y … es verdad NADA absolutamente NADA sustituye a mirarse a los ojos!:)X.X.X. Meri

    ResponElimina
  6. ...conviene recordar que sonreirnos o mirarnos a los ojos ante una copa de vino no puede ser substituido por un emoticono, y que sentir una inexplicable atracción no se plasma con el envío de un corazón de colorines.... TOTALMENT D'ACORD!!!
    Pilar7

    ResponElimina
  7. Donc sí, necessitem contacte real ja que no es pot viure de dibuixos animats..
    AnaGTM

    ResponElimina
  8. Te veo... ! Buen post!
    Maria Millá

    ResponElimina
  9. Benvolgut Dr. Màrqueting,
    és la primera vegada q m'adreço a vostè però he de confessar-li q fa temps q segueixo el seu blog.
    Estic totalment d'acord amb el q escriu i he de reconeixer q,encara q jo no tinc "identitat digital", tot aquest món de les xarxes socials és "divertit" i fins i tot pot ser adictiu per a algunes persones, però ...
    prefereixo trobar-me pel carrer a un vell (vell?, bell?)amic i fer un cafè ràpid al bar més proper, prefereixo la poca il·luminació i la privacitat, i prefereixo q se'm
    llegeixi als ulls la inexplicable atracció ...

    ResponElimina
  10. Lucy Bombon:
    Gracias por tus comentarios. La pantalla es el escudo de los tímidos, eso está claro!!
    Saludos
    Dr. M.

    ResponElimina
  11. Carquinyòlia,
    Como el doctor, de irresistible o de "cortao"?
    Saludos
    Dr. M.

    ResponElimina
  12. M.
    Els dispositius mòbils son ja part indeslligable de les persones que estan al dia. Sempre defensaré aquesta postura. Els protocols han variat!
    Salut!
    Dr. M.

    ResponElimina
  13. Amigo anónimo,
    En alguna cena, es mejor evadirse!! Bormas a parte, si crees que abuso, no dejes de decírmelo (seguiré abusando pero sabiéndolo!)
    Gracias a quien seas!
    Dr. M.

    ResponElimina
  14. No es que se parezcan, es que forma parte de un todo! Estoy de acuerdo, Meri, como siempre... Pero ojo, impostores... haberlos haylos! Y alguno de muy astuto!
    Un beso
    Dr. M.

    ResponElimina
  15. Pilar!
    Gracies pel teu comentari. Coincidim en més coses de les que vols reconèixer, eh?
    Un petó
    Dr. M.

    ResponElimina
  16. Maria.
    Tu lo ves todo, tienes luz propia que todo lo ilumina, Gracias por tu alhago!!
    Un beso
    Dr. M.

    ResponElimina
  17. Ana,
    Gran apunt. Sense aixó acabes pertorbat o malalts. Han sorgit complements vivencials brutals, però son aixó: complements.
    Un petó!!
    Dr. M.

    ResponElimina
  18. Anònim final.
    Si en té! Tu i tothom té aquesta identitat. Uns molt alimentada, altres més tímida. Però des de la declaració de la renda fins cada email que escriu, la vas forjant poc a poc...
    Es llarg de parlar. Potser devant un café, si ets de per aquí a prop...
    Gràcies per seguir l'espai
    Dr. M.

    ResponElimina