dijous, 27 de desembre de 2012

LIDERAR O RESPIRAR

                                                                                           Liderar, liderar...  ¿Liderar?
                                                                                                 
 
Ante todo les pido disculpas. Llevo varias semanas sin publicar debido a un cierre de año tortuoso y complicado, que no hace más que dibujar el cómo puede ser el inicio del 2013, y me temo que su mismísimo desarrollo.
Liderar, un vocablo que queda hoy instalado en la memoria del pasado, teniendo en cuenta que la inmensa mayoría de las empresas de nuestro entorno están mucho más pendientes de aguantar el chaparrón en que nos tiene sumida la crisis, que en alcanzar cuotas más ambiciosas, que además llevarían consigo inversiones difíciles de asumir.
Ayer sin ir más lejos se produjo un interesante debate en facebook con mi buen amigo y nunca suficientemente valorado Jaume Pérez (Einestzara en según que ámbitos digitales) en torno a la muy glamurosa y cool casa “Nespresso”.
Vaya por delante mi absoluta admiración por el posicionamiento majestuoso conseguido por un marketing que considero impecable, pero por algunas informaciones que se leen, las ventas de la multinacional cafetera han caído de forma alarmante hasta el punto de que la distante firma te ofrece ahora la posibilidad de entregarte en casa pedidos de solo 50 cápsulas, sin costes de distribución ni desplazamiento.
¿A qué se debe tanta generosidad? ¿Espíritu navideño o reacción ante una crisis que azota especialmente los productos más prescindibles? Imaginen ustedes la respuesta.
Lo cierto es que las colas kilométricas ante sus establecimientos (Boutiques, les llaman ellos) flanqueados por esculturales y serviciales azafatas perfectamente ataviadas con corporativos uniformes, se han trasladado estas fiestas a entidades benéficas y oficinas de empleo, esa es la realidad, y ante esa realidad es complicado encontrar hoy argumentos a favor de productos que están lejos de cubrir las necesidades básicas en miles y miles de familias.
George Clooney y su milimétrica sonrisa, en este entorno de depresión, lejos de representar un argumento de asociación de negocio, se está convirtiendo en una broma de mal gusto para demasiadas amas de casa que necesitan de algoritmos para cuadrar las cuentas domésticas, y John Malkovich en su papel de “Todopoderoso” esperando stars en el cielo, haría bien de bajar a la tierra, no tanto para dotar de café “Gran Cru” (que así se llama una de las cápsulas) a eruditas gargantas gustativas de amplio bolsillo, si no para ofrecer la más básica de las leches de vaca a los miles de niños que hoy, y también mañana, no tienen asegurados sus incipientes vientres en fase de crecimiento.
¿Liderar ante este panorama? Más nos valdría entre todos asegurar que unos y otros sobrevivan al momento.
“Nespresso”, que tan y tan bien ha sabido posicionar su producto en el pasado, debe reaccionar y tiene hoy la posibilidad de dar un golpe de efecto en sentido bien diferente.
¿Como? Se me ocurren algunas ideas, y se podrían apuntar más que un punto, un puntazo, a partir de algún argumento fresco, nuevo, rompedor, diferente, y sobretodo, solidario.
Eso o seguir en las nubes.
Las nubes del gran John Malkovich en el papel nada más y nada menos que de su altísima divinidad.
Palabra de galeno

9 comentaris:

  1. Gran reflexión y como siempre gran redacción, pero no puedo dejar de preguntarte por una sola recomendación de mejora para esta marca. Hoy su papel de lujo alcanzable pero prescindible es realmente complicado. Deben tirar por tierra todo lo conseguido?
    Que se te ocurre?
    Por favor, responde!!
    FP

    ResponElimina
    Respostes
    1. Hola FP.
      De ninguna manera, un posicionamiento tan sólido solo se consigue con un gran esfuerzo (y un gran presupuesto, en este caso).
      Si la marca es visualizada con este aurea de poder y éxito, deberían trasladar esta imagen a algún proyecto solidario concreto que mejorara sus estrategias en RSC y les diera además un toque más simpático en sentido universal.
      Así pienso
      Un saludo

      Dr. M.

      Elimina
  2. Joder! (perdona la expresion) Vaya vuelta, galeno...
    +1000

    Fernando Soto

    ResponElimina
  3. Creo que su público objetivo no lo perderá. Perderán aquellos que se pusieron de puntillas para pillar unas cápsulas y que son los que han cambiado de cola. A lo mejor hicieron un marketing muy amplio y lo pintaron muy bonito, no?. Bueno, yo estoy a salvo, y no por mi status eonómico, sinó porqué soy y seré siempre de Oroley.

    (Si quiere disfrutar un buen café, una vez haya salido el café en la Oroley, si dispone de una barbacoa o una "llar de foc" a mano, coja un tronquito al rojo vivo y apáguelo dentro del café. Ya verá dónde va a parar la Nespresso...)

    Salutacions,
    Una abraçada,
    Bon Any Nou,

    Miquel

    ResponElimina
    Respostes
    1. Bon dia Miquel.
      Lo del tronquito me ha dejado anonadado! No pasa de hoy (que cenaremos junto a una "llar de foc") para que lo pruebe.
      Gracies per estar aquí, company

      Dr. M.

      Elimina
  4. Hola Doctor,

    estoy de acuerdo con que las marcas deben renovarse ya que los tiempos que corren son difíciles. Nespreso ha sabido construir una gran imagen de marca y sólida durante varios años y además, ha conseguido un buen posicionamiento en el mundo del café.

    No es un riesgo cambiar el mensaje? Crees que es posible para una marca como Nespreso?

    Saludos y Felices Fiestas!

    Mireia

    ResponElimina
  5. Hola Mireia!

    Cambiar el mensage seria descuartizar la imagen y desorientar a su consumidor habitual. Tal vez, simplemente, haciendo un guiño a la situación de crisis con algun fin solidario sería suficiente.
    Un problema añadido es que las campañas de Nespresso son de caracter internacional y la situación no es la misma en todas partes, por lo tanto habría que adecuar la promoción, pero solución la hay si se pone un toque de creatividad e ingenio, de caracter local.
    Bon any!

    Dr. M.

    ResponElimina
  6. Siempre es bueno innovar usar creatividad y sorprender a las personas eso hace que las empresas no mueran al llegar a la etapa de madures.

    ResponElimina