dimecres, 20 de juliol de 2011

¿LEONARDO DA VINCI ERA UN COPIÓN?

 
Muchas veces, y debido a mi profesión, me he preguntado si está todo inventado o dicho de otro modo, si es posible aún ser creador de algo realmente nuevo, singular y original al mismo tiempo.
Colegas de profesión como Àlex o Jaume saben que defiendo el NO como respuesta ya que indefectiblemente somos sujetos presos de nuestro propio conocimiento que no es otra cosa que lo aprendido a partir de lo que ya hemos visto y conocido.
Es como si un músico pretendiese ser original en su génesis, ya que quiera o no su creación está inspirada consciente o inconscientemente en sus referentes musicales desde su más tierna infancia musical.
¡Terrible!
¿Cuanto más investigue y aprenda, más me alejo de la originalidad y más influencias me van a invadir?
Pues sí. Y me siento afortunado por ello...
Otra cosa es ser original (o pensarlo) sin ser consciente de que estás copiando, eso sucede cada día y si no que le pregunten a los líderes actuales en la fabricación de Smartphones que han tenido que pagar millonarias indemnizaciones a Kodak por utilizar un sistema de previsualización de imágenes que creían propio a partir de su I+D+I, ya patentado anteriormente sin ellos saberlo.
Que soy un pelo chulo es sabido, pero no soy imbécil... y no voy a pretender crear algo realmente nuevo habiendo 8.000 millones de tipos pensando y el 97% de los creadores de la historia de la humanidad, vivos actualmente. Ser 100% original es directamente una pretensión que he abandonado ya que resultaría de una soberbia propia de necios.
Vivimos pues la era de la reinvención, evolución o innovación, que no es otra cosa que buscar aplicaciones diferentes a elementos ya existentes a partir de modificaciones que satisfagan un mercado o target determinado ¡Que no es poco!
Parafraseando un conocido claïm blaugrana “Tot guanyat, tot per guanyar” yo diría “Todo inventado, todo por inventar”, y ahí la especialización es un puntal.
Puestos a aceptar lo que para mi es indiscutible, una vez más clamo contra el intrusismo y desearía que fueran los profesionales del marketing lo que hagan de márketers por gozar de muchos más referentes donde buscar y encontrar el éxito a partir de su vasta experiencia.
¿Triste? Que va... Mirando con realismo, soy un artista expresionista del entorno, un adaptador de ilusiones y buscador de soluciones.
Un “mirador” y admirador del pasado, eso es lo que soy. Y es que el pasado... está plagado de luz y belleza con la que iluminar el futuro.
Palabra de galeno.

2 comentaris:

  1. Yo también pienso que está todo inventado, o como mínimo lo realmente importante o imprescindible para sobrevivir. Sí, innovamos en las nuevas tecnologías y avanzamos en medicina, pero no acabamos de encontrar la solución para el cáncer, el sida o el alzheimer... por ejemplo.

    Me ha gustado tu frase final.

    Sonia

    ResponElimina
  2. Gracias Sonia.
    Reconozco es poco ilusionante, pero en realidad y en todos los campos, vamos haciendo evolucionar sobre lo ya existente. Supongo que es ley de vida, verdad?
    Beso

    ResponElimina