dimecres, 20 de febrer de 2013

LA PERVERSIÓN DE UN RESULTADO


                                        La perversión de un resultado

He realizado la tutoría integral de un grupo de alumnos en un complejo proyecto final, en el Master en comunicación de empresas de un prestigioso centro de negocios y enseñanzas avanzadas.
No soy persona de tomarme a la ligera mis compromisos, y de las 4 horas que el centro de negocios tenía a bien pagar al tutor por ese cometido, uno, que es como es, decidió invertir más de 20, que es lo que me pidió el cuerpo y he considerado adecuado para ayudarles en su objetivo final, y estoy satisfecho que así fuera.
Hoy los miembros del grupo, después de 6 meses ya no son el grupo A, son 4 amigos: Dani, Katha, Ana y Esther, y mis 4 amigos están “tocados”.
Un tribunal, en 45 minutos de escucha, ha decidido valorar sus cientos de horas de trabajo, su tesón, su análisis, su esfuerzo y, por qué no decirlo, su talento... Con un 7.5 sobre 10 y ellos consideran que es poco.
Poco, mucho... ¿Respecto a qué...? ¿A quién...?
Y en realidad, ¿que carajo importa?
Se invierten unos miles de euros para realizar un Master con el objetivo de ser al final un mejor profesional, de estar más preparado en la jungla de la competitividad, de adquirir unas enseñanzas, de establecer unos contactos, en definitiva, de crecer personal y profesionalmente.
En este contexto, ¿que importancia puede tener el valor numérico que den unas personas que probablemente ni han tenido tiempo en 45 minutos, de entender la esencia de lo expuesto?
Al 7.5 obtenido, yo os pongo, queridos amigos, un 2.5 complementario con lo que alcanzáis un 10 absoluto.
1 punto por resultar encantadores, luchadores, equilibrados, dulces y brillantes.
1 punto porque puedo gritar en voz alta que hoy tengo 4 amigos más que hace un año, y de los de verdad.
Y un 0.5 adicional por haberme soportado, por haberos adaptado a mis cambios horarios constantes y haber aceptado no recibir toda la información necesaria, con lo que habéis tenido que hacer un esfuerzo extra para llegar a la excelencia final.
No demonicéis a los puntuadores, son mortales y probablemente han sido especialmente duros, ya que se tiende a exigir a quien posee talento y brillantez, mientras que se suele proteger al desvalido, y vosotros, desde el primer día habéis demostrado ser absolutamente autosuficientes.
Tal vez demasiado...
Palabra de galeno

13 comentaris:

  1. Sana Envidia de Kathy, Dani, Ana y Esther.
    Jamás en 7 años de arquitectura tuve un tutor capaz de escribir semejante dedicatoria.
    Doctor me mereces mi más absoluta admiración, como profesor y mi entrega absoluta como bloguer
    Que suerte teneis, chicos!

    Patricia Camacho Fuentes
    Valencia

    ResponElimina
    Respostes
    1. Hola Patricia!
      Agradecido de tu comentario, pero ser felicitado por algo que debería ser de obligado cumplimiento docente, me parece chocante!
      Un beso

      Dr. M.

      Elimina
  2. Este artículo te honra.
    Y felicito a ese centro por tener tal nivel de profesorado
    Es de Barcelona?

    FDI

    ResponElimina
    Respostes
    1. Bon dia, FDI
      Está en Barcelona, sí. EADA en este caso

      Dr. M.

      Elimina
  3. Yo lo tuve de profesor en ese mismo centro. Se autocalificó de especialista en observar su entorno solo presentarse, a partir de ahí, nos regaló una luz detrás de otra hasta finalizar el camino!
    Gracias, Lluis, Ay, perdón... doctor!

    A

    ResponElimina
    Respostes
    1. Solo firmando con A, hay diversas posibilidades de autoría del comentario... Que rabia!
      En todo caso, gracias!

      Dr. M.

      Elimina
  4. Tu no eres un tipo normal

    ResponElimina
    Respostes
    1. No se si es en sentido positivo o negativo pero en todo caso, no conozco a nadie "normal", todo el mundo tiene singularidades irrepetibles, verdad?

      Gracias

      Dr. M.

      Elimina
  5. Ahora sí que voy a dar envidia a unos cuantos, porque yo no sólo lo tengo como un querido amigo sino que tuve el placer de trabajar (y aprender) con él en algunos proyectos memorables de Catalunya Ràdio, en una de las más estimulantes etapas de mi carrera profesional en los muchos años que llevo en el grupo de la Corporació Catalana de Mitjans Audiovisuals.

    ResponElimina
    Respostes
    1. Apalí!!!
      Para mi fue sin duda una etapa imborrable, y el amigo "Einest" miente directamente cuando habla de aprender a mi lado, ya que yo extraje de trabajar con él muchísimo más de lo que dí.
      Lo que sí es cierto, es que a su lado y al unísono, realizamos no solo las acciones de notoriedad y mkt relacional más bestias que jamás he realizado, si no que además se me antojan más que imposible que vuelvan a ser planteadas y mucho menos repetidas
      Al tiempo!

      Dr. M.

      Elimina
  6. Noches de insomnio que hacen que me ponga al día con cositas pendientes, mas no olvidadas ;)

    Muchísimas gracias por semejante dedicatoria!
    En su momento dije que me emocionó y lo repito hoy.
    Ahora solo puedo decir GRACIAS.

    Recibe un fuerte abrazo.

    Kathy

    ResponElimina