divendres, 31 de gener de 2014

JUSTIN BIEBER, UN AUTÉNTICO ANIMAL

                                                                                                                  Justin Bieber



Me ha dado por rascar un poquito...
Jode, pero este chaval con pinta de pijo macarrilla es un puto genio.
Despierta la devoción cuantitativa, que la cualitativa es tan subjetiva como el propio ser humano, más desenfrenada producida en la música, en los últimos 50 años (Es el cantante más joven en irrumpir como Top One en las listas de ventas de USA, desde Stevie Wonder - les suena? – en 1963) e incluso por causar el desespero envidioso y enfermizo de sus detractores como no se recuerda un caso igual (más de 100.000 firmas piden hoy que sea deportado a Canadá por consumo de marihuana), lo cual enfatiza, más si cabe, su ya legendaria existencia...
El niño es un privilegiado.
Toca a la perfección piano, trompeta, guitarra y batería, y hasta el mismísimo número uno del Rap mundial, Usher, quiso voluntariamente adoctrinarle en el arte del movimiento escénico y la interpretación en video-clips, al verlo, casualmente, cantar en una TV local.
El niño gusta.
Sus videos en You-Tube superan los 7.000 millones de visualizaciones (Lo han leído bien, y no pierdan el tiempo buscando un solista por encima), cuenta con más de 80 millones de seguidores en las redes sociales (Más que Brad Pitt y George Clooney juntitos) y la cifra que ha llegado a generar en ventas de productos asociados a su imagen, no cabe en este post.
El niño encandila.
Hijo de una madre soltera canadiense que empezó a colgar videos de la criatura con doce años, Bieber jamás ha contactado con ningún profesional reclamando ayuda, y aunque en la actualidad cuenta en su equipo con los mejores y más reputados genios de la producción musical, marketing, canto, merchandising, imagen, etc... todos sin excepción han acudido a él y no al revés.
El niño es astuto.
Hace 15 años la relación entre la música y el éxito, pasaba necesariamente por el apadrinamiento de un medio de comunicación referente o un Dj reputado. Nada de eso se da con el chavalín.
Él se ha basado en la red, y jamás ha dejado que nadie gestionara sus perfiles on-line, llegando de forma personal, fresca, directa, creíble y cierta a sus millones de fans (con algunas patinadas ilustres que lo hacen más veraz y auténtico), explicando desde un último fracaso amoroso, a un superado resfriado, en una conexión inexplicable con su público,  y a todas luces: Mágica.
El niño es eterno?
Los supuestamente “gurús” del sector le daban unos pocos meses de vida como un fenómeno efímero, y lleva 4 años destrozando los records más perennes del sector con una voz angelical, simpatía, ternura y miradas vivarachas...
En fín... Todo un ejemplo de buen hacer que aunque a muchos sorprenda, se ha gestado desde la nada y sin artificialidades.
¿A usted no le gusta? Respetable... Pero no vaya a pensar que 200 millones de personas estan equivocadas y usted es el genio que todo lo sabe.
¿Producto de quinceañeras? Seguro! Pero éstas pueden elegir entre miles de referentes, y solo uno se ha convertido en su particular divinidad.
Como pueden imaginar me encantaría poder explicar que todo es un producto del marketing musical, ya que eso elevaría mi profesión a los altares de lo milagroso, pero mal que me pese, he de reconocer que no es así, y si lo es...  Tal vez estemos ante un genio no solo de la musica, si no también del marketing, y ese genio no es otro que él mismo.
Palabra de galeno.

4 comentaris:

  1. y del Barça!
    Lo que confirma tu escrito. Este niño no es tonto

    ResponElimina
  2. Pues yo iba a decir justo lo contrario que la anónima anterior.
    Hazte del Real Madrid, Justin!

    Pero me gusta que alguien que entiende de estas cosas reconozca que es el mejor!!!!!!!!!!!!!!!!!
    Por que lo facil es decir que solo es guapo, y no es verdad

    Maica

    ResponElimina
  3. Si algo me gusta de este blog es que las cosas se leen en blanco o en negro, sin escalas interminables de grises que contenten a todo el mundo.
    Te posicionas, te mojas y emites veredictos argumentados ante los cuales se puede disentir, aunque dejas poco margen.
    Mi opnion sobre el cantante? Un papanatas, pero tras leerte, he cambiado de parecer, debo reconocerlo: Un papanatas brillante, astuto y con un liderazgo natural. Solo así se entienden sus numeros.
    Enhorabuena por el post

    Ferran Aguado

    ResponElimina
  4. Toda la razón! Que gran producto han creado!

    ResponElimina