dilluns, 27 de gener de 2014

ESCUPIENDO AL PUEBLO, APUNTANDO AL CIELO





                                                                                              Mariano Rajoy

Sí Mariano. Llueve, y no es agua...
Hasta hace bien poco, los ciudadanos seguían ciegamente las directrices que les marcaban sus políticos electos, como los obedientes feligreses rendían pleitesía al camino celestial que trazaba su representante espiritual.
Todo eso ha cambiado.
En mi pais, por primera desde que tengo uso de razón, los políticos, a veces desorientados y sin saber exactamente que brújula consultar, van a rebufo del sentir popular que exige una consulta en forma de referendo para sopesar y medir en que grado Catalunya quiere optar por un modelo u otro de dependencia, independencia o autogobierno, algo inaudito pero debo reconocer que ilusionante y excitante.
Desde el gobierno central y desde el prohibicionismo más casposo, no solo no se acepta ese sentir y ese derecho a “saber”, si no que últimamente se ha iniciado una campaña feroz de salivazos en contra de todo lo que no sea el unionismo más conservador, en lo que a mi entender es un error al no existir el menor atisbo de marketing político en que ampararse, ya que, de existir, las estrategias empleadas para mantener el statu quo centralista, serían terriblemente más astutas y con toda seguridad más fructíferas.
El último episodio es el acoso y derribo sufrido por los ciudadanos valencianos, a los que en pocas semanas se les ha negado a base de prohibiciones, censuras y sanciones, la posibilidad de informarse a través de un medio público, y en su propia lengua: El catalán (o valenciano, que poco importa como denomines, describas o escribas una lengua que es común).
La más sencilla y fatua revisión de la historia, les enseñaría a esos prohibicionistas, que jamás la persecución a una cultura ha acabado con ella. Bien al contrario, muchos son los que viéndose acosados y perseguidos sacan a relucir la esencia misma de su sentir en defensa de esos valores inmateriales e inmedibles, que al ser compartidos por muchos se convierten en invencibles.
¿Que pretende el gobierno del PP con tal persecución?
¿No se percatan siquiera que a más salivazos al cielo, mayor será el chaparrón sobre sus incrédulas mandíbulas censoras?
¿Tan bajo ha llegado el nivel de nuestros diligentes, que no son capaces de mirar más allá, no llegando a entender que una acción acarrea siempre una reacción?
¿Tan entelados tienen ya sus lentes de sus propios gargajos, que no se percatan que no es el cielo el que està nublado, si no que tal vez sus ojos están ya inhundados de su propia mucosidad salivar?
¡Estoy por coger las maletas, instalarme unos días en Madrid, y ofrecerme de guía incluso para sus caducos postulados!
Y es que la falta del más elemental atisbo de un plan de marketing político, me ofende personalmente, ni que sea por el código y el buenhacer deontológico de mi profesión.
¡Dejen ya de escupir al cielo! Que entre cielo y el pueblo, indefectiblemente, el gargajo siempre topará antes con sus aburridos trajes almidonados y sus ridículos y exagerados nudos de corbata...
Palabra de galeno

15 comentaris:

  1. sencillamente brillante

    ResponElimina
  2. Sr. Lluis Carrasco
    Verá que tiene unas llamadas perdidas.
    Desearíamos contactar con usted para una posible colaboración en el mes de Julio.
    UIMP (Universidad Internacional Menéndez Pelayo)
    Srta. Ana

    ResponElimina
    Respostes
    1. Gracias por el contacto.
      Seguiremos el hilo de esa posibilidad
      Un saludo

      Dr. M.

      Elimina
  3. la trucada de la Uni no te desperdici, jajajajaj el post no cal dir alabances, com sempre en la teva millor linea, una abraçada

    ResponElimina
  4. Apreciado Doctor
    Creo que comparto poco sus postulados ideológicos ya que percibo cierta simpatía en su escrito hacia el movimiento secesionista catalán.
    Dicho esto, he de reconocer su astucia literaria y su buena argumentación, y de existir muchos libre-pensadores como usted, nos iban a llover (nunca mejor dicho) chuzas de punta a los que como yo, deseamos una España bien vertebrada y unida.
    Mal que me pese, su artículo es brillante
    Con su permiso, le sigo

    Fernando Saenz de Caspe

    ResponElimina
  5. Con mi permiso y sin él!
    Su comentario es un halago y dignifica este espacio
    Un saludo, Fernando

    Dr. M.

    ResponElimina
  6. Soys españoles y lo seguireis siendo aunque te joda.
    Ni consultas ni gaitas. Está prohibido, punto y ha tragar, cabronazo

    ResponElimina
    Respostes
    1. "Sois" es con "i" latina (La del puntito, recuerdas?)
      Y a esa "ha" sácale esa "h" de delante que le tapa la vista!
      (acentos y tildes, ya lo dejamos para otro día, que no se te amontone tanta cosa, vale?)
      Gracias por seguirme

      Dr. M.

      Elimina
    2. Idiota, CataluÑa es una región perdedora. Das pena doctor de pacotiya y los que te siguen tambien

      Elimina
    3. Por estúpidos como tu (anónimo), la posibilidad de una España competitiva y sin fisuras territoriales, pierde fuerza.
      El post no insulta a nadie

      Roger

      Elimina
  7. Benvolgut Doctor,

    Com a "marketinista" ets un bon estratega i series molt útil per arribar al "dia x" i a l'endemà amb una molt més gran il·lusió i convenciment de la gent. Ofereix-te coi, que la farem grossa i divertida, i així desfer-nos de personatges autoritaris i dictatorials com l'últim anònim...

    Com diu en Gladiator: Lo que hacemos en la vida tiene su eco en la eternidad....

    Salutacions,

    Miquel




    ResponElimina
    Respostes
    1. Només el hi faltaria jo... Deixa, deixa!
      Gràcies Miquel!

      Dr. M.

      Elimina
  8. Bon dia Dr,
    No hi ha manera millor de començar un dilluns que llegint les coses tal i com son ;) Després de llegir l'article entenc que ja has entés perque els pericos som tan resistents no? Jejeje
    Una abraçada crack!

    ResponElimina