dijous, 10 de març de 2011

¿HAS FRACASADO? ¡ENHORABUENA!


Les comentaba el otro día a Mónica, Jorge y Víctor, compartiendo unas cañas, que me gustaba salir del guión habitual en las escuelas de negocios, y que en Eada prefería analizar grandes fracasos empresariales, antes que perder el tiempo con ejemplos de éxito. De los primeros se aprende muchísimo y se extraen conclusiones en un orgasmo de información y conocimiento, mientras de los segundos no pasas de, como diría Torrente, hacerte unas pajillas.
Yo, imagino que como tantos... Estoy harto de compartir sesiones en mi propia empresa con algunos compañeros (directivos o no) que se llenan la boca con el vocablo "innovación", sin tener puñetera idea de lo  que significa, y sabiendo positivamente que serán ellos, casualmente, los primeros en castigar y criticar el posible fracaso derivado de la experimentación.
¿Hay innovación sin fracaso? Yo opino que no, y me explicaré:
En los modelos de negocio que han triunfado (es el caso de mi compañía) se suele instalar una obediente  inercia que dificulta e impide salir del camino trazado y así poder atisbar las oportunidades de un entorno que no siempre es conocido en profundidad por la variabilidad incesante de los mercados y de los cambiantes hábitos de consumo.
Es tristemente más fácil seguir la senda que te acercó consumidores e ingresos en el pasado, que arriesgar y adentrarte en el futuro asumiendo contratiempos. Es más fácil... Pero te impide de un lado innovar, y del otro proyectar, y sin proyecto quedas en manos de la divina providencia es decir de la "nada" más absoluta.
Para evitar ese freno de conservadurismo empresarial es importante explicarles que hay que distinguir entre fracaso y equivocación!
El fracaso es el resultado de la experimentación, de la creatividad y del riesgo, y te enseña y te ayuda a evolucionar y a crecer,  mientras que la equivocación es aplicar de forma errónea, normalmente algo ya tastado en el pasado, que no porque funcionase entonces ha de funcionar ahora!.
Un buen dirigente, o directivo con capacidad, debe fomentar la innovación, y abrazar, con o sin amor, la experimentación y el posible fracaso, de lo contrario se convertirá en un vulgo censor de resultados inmediatos que no ve más allá de sus propias limitaciones y, lo que es más grave, sumirá su compañía en el terreno de lo previsible, haciéndola invidente a las oportunidades y discapacitada a los liderazgos del mañana.
Palabra de galeno.

10 comentaris:

  1. Pues no me queda a mi muy claro la diferencia entre el error y el fracaso. Haz el ejemplo con un ligue!

    ResponElimina
  2. No et sap greu, oi, que avui estigui d'acord amb tu?
    Hi ha qui creu que innovar és apedaçar o fotre pegats al que ja funciona. Com diu el nostre benvolgut ex-company Josep Maria Ferrer-Arpí "l'èxit és el pitjor enemic de la innovació". Qualsevol cosa sempre es pot fer millor, però, entre l'arrogància de qui ha triomfat i la por al fracàs, es frustra qualsevol iniciativa que no sigui un maquillatge del que sempre s'ha fet.
    "Tot està per fer i tot és possible" (Miquel Martí Pol)

    ResponElimina
  3. Anónimo,
    Quieres acostarte con una chica de bandera... Te presentas, le haces reír, le cuentas que eres adiestrador de delfines en Florida, le sugieres acompañarte a tu hotel ya que te has perdido y la intentas seducir. PUEDES TRIUNFAR O FRACASAR!
    Te encuentras a esa hermosura. Te acercas y sin mediar otra palabra le dices: Tu follas? Ella te cruza la cara de una bofetón: TE HAS EQUIVOCADO!

    ResponElimina
  4. Sr Einest Zara.
    En aquest cas sabia que estaríem ben a prop ja que part del que sé, li dec...
    Gràcies!

    ResponElimina
  5. No sé si algún día leeré algo de Ud en lo que encontraré alguna discrepancia, pero de momento estoy totalmente de acuerdo.

    Del fracaso se aprende, tanto en lo profesional como en lo laboral. Los errores los reconocemos pero muchas veces volvemos a cometerlos. Las empresas que fracasan, normalmente, son empresas mal gestionadas y donde a sus directivos el afán de poder se les ha subido a la cabeza y, no se han dejado aconsejar. Desde fuera todo se ve más claro, pero el borracho de poder ve los consejos como bombas enemigas de envidias y celos.

    Sonia

    ResponElimina
  6. Gracias Sonia.
    Me parece sensacional la descripcion que realizas de los enfermos de ambición que desconfian de todo y todos percibiendo ataques donde en realidad hay colaboración!

    ResponElimina
  7. Que bueno Dr. Marqueting!!
    Buen análisis y totalmente de acuerdo.
    Y te agradezco enormemente que lo escribas en castellano por que los otros post no entendia casi nada!!!
    Beso
    Patimú

    ResponElimina
  8. Qué alegría, Patimú!
    Me alegro que coincidamos también es ésto!!!!
    Alterno catalán y castellano, uno sí... uno no..., ya que me he quedado parado con Google Analytics y con las peticiones de visitantes del resto del mundo que entran en este espacio!
    (más de 15% son la suma de USA, Canadá, América latina, Rusia, etc...)
    Hasta prontísssssimo! (espero)

    ResponElimina
  9. Bon dia Lluís,

    Has esborrat el post "Angustia"?

    Fa dies que trobo a faltar els teus escrits.

    Un petó, tot bé?

    ResponElimina
  10. Com vas detectar aquest post? Va estar 5 minuts!
    Viure es bo, per tant... tot bé!
    No puc dir més, que hi ha gent que dispara a matar.
    Aviat tornaré a publicar!

    ResponElimina